economías

El gasoducto Néstor Kirchner, una promesa de 558 kilómetros que espera el inicio de obras

La obtención de combustibles no convencionales logró en marzo su récord, de acuerdo con lo informado por la Secretaría de Energía de la Nación. En tanto, el volumen de crudo resultante de todas las cuencas del país fue el más alto desde 2011. Por Cecilia Pozzobon
martes, 31 de mayo de 2022 · 13:00

La producción de gas y petróleo no convencionales lograron durante el pasado mes de marzo los récords históricos, mientras que el volumen de crudo resultante de todas las cuencas del país fue el más alto desde 2011. Así lo informó la Secretaría de Energía, que depende del Ministerio de Economía de la Nación.

De acuerdo con las cifras de la secretaría, el petróleo no convencional representó el 40% de la producción total de crudo, mientras que el gas no convencional el 55% de la producción total de gas. Además, la producción de gas total creció un 10% en marzo con respecto al mismo mes del año pasado, llegando a 125 millones de metros cúbicos diarios, y la de petróleo total lo hizo en un 13% alcanzando los 571 mil barriles diarios.

En total fueron 227 mil barriles diarios de petróleo no convencional y 69 millones de metros cúbicos diarios de gas no convencional. Un crecimiento interanual del 52% y 42% respectivamente.

“Todo esto es resultado de la decisión de llevar adelante políticas, como el Plan Gas.Ar, que trajo previsibilidad a un sector que estaba en declino. Hoy la realidad es distinta y los números lo marcan, fruto del esfuerzo de los y las trabajadores, las pymes, las empresas productoras y un Gobierno Nacional que trajo certezas y reglas claras”, declaró en fecha reciente secretario de Energía, Darío Martínez. “Tenemos una actividad en permanente crecimiento que necesita obras de infraestructura para llegar a todo el país y, en ese sentido, el gasoducto Néstor Kirchner, es la obra más importante en materia de transporte de gas de los últimos 40 años”. 

La obra permitirá incrementar la capacidad de transporte y federalizar las posibilidades de desarrollo de las industrias y economías regionales, y en consecuencia del empleo y la distribución del ingreso.

El nuevo gasoducto -de 558 kilómetros de extensión- va a ser construido en dos etapas, de las cuales se puso en marcha la primera que contempla el trazado entre el punto de ingreso en la localidad neuquina de Tratayén hasta la localidad del oeste bonaerense de Salliqueló.

El nuevo ducto permitirá incrementar la capacidad de transporte en 24 millones de metros cúbicos/día con un costo aproximado de 1.500 millones de dólares, y será financiado con fondos del tesoro y del Aporte Solidario de las grandes riquezas.

La segunda etapa permitirá llegar con gas natural al sur de la provincia de Santa Fe, en la localidad de San Jerónimo, lo que abrirá la posibilidad de llegar a grandes centros urbanos e industrias del centro y norte del país, como también la posibilidad de exportación a Brasil y al norte de Chile.

El impacto del gasoducto en el abastecimiento de gas permitirá la reducción gradual de importaciones de Bolivia, hasta reemplazarlo completamente, y aprovechar la capacidad disponible en la infraestructura de las transportadoras TGS y TGN.

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios