La industria verde

El gobierno de Jujuy, pionero en la producción medicinal de cannabis

El gobernador Gerardo Morales impulsó una empresa estatal dedicada a la producción medicinal en base al cannabis. Tiene un centro de cultivo y un laboratorio propio. Ya entregó los primeros aceites en hospitales públicos. Por Juan Federico
jueves, 28 de octubre de 2021 · 00:00

Ilustración Daniel "Pito" Campos

 

“Somos una sociedad estatal del Gobierno de la provincia de Jujuy, dedicada a la producción pública de derivados medicinales de cannabis de grado farmacéutico con el propósito de mejorar la calidad de vida de las personas, cumpliendo con los estándares de calidad y trasabilidad vigentes tanto a nivel nacional como internacional”.

El gobernador radical de la provincia de Jujuy, Gerardo Morales, un político vinculado al Pro de Mauricio Macri, por lo que la nomenclatura nacional podría ubicarlo en la centroderecha de un país de ideologías poco transparentes, terminó por dar el batacazo sobre el uso legal de la marihuana fronteras adentro del país y creó Cannava, la primera empresa estatal argentina avocada al cultivo y elaboración de ingredientes farmacéuticos activos y productos finales de cannabis de uso médico.

A comienzos de octubre, 50 pacientes con enfermedades neurológicas recibieron en un hospital de la ciudad de Perico el aceite de cannabis elaborado por el Estado jujeño. Se trata de personas que padecen afecciones como epilepsia refractaria, asociadas a otras condiciones neurológicas, como esclerosis múltiple, las cuales recibirán el aceite de cannabis en forma gratuita, y de por vida.

En el acto de entrega, que tuvo repercusión nacional y hasta en países vecinos, el gobernador Morales no ahorró adjetivos al momento de evaluar el avance que significa esta política pública con eje en el cannabis. “La salud y la vida son las razones por las que pusimos en marcha este proyecto en Finca El Pongo, el cual también tiene otros objetivos y derivaciones conexas. Jujuy vuelve a marcar un camino en la agenda global de cara a los desafíos de la humanidad”, puntualizó.

A partir de la reglamentación este año de la ley 27.350, los médicos quedaron habilitados a prescribir de manera legal (y no de palabra, como hacían varios en todo el país) el tratamiento con aceite de cannabis para diferentes afecciones.

Cannava se puso en marcha hace tres años. La Finca El Pongo, pionera en el país, dispone de 35 hectáreas y nueve invernaderos. Desde noviembre próximo, el aceite que produce estará disponible en las 160 farmacias de esa provincia, según anunció el titular de la firma estatal, Gastón Morales.

 

Puestos de trabajo

Ante una consulta de Redacción Mayo, desde Cannava explicaron que tras la reciente inauguración del Complejo de Biotecnología, se logró aumentar la capacidad de procesamiento de dos kilos por día a 45 kilos por hora. “El edificio dispone de equipos que permitirán procesar hasta 80 toneladas de materia vegetal por año”, apuntaron. 

En una primera etapa, el Ministerio de Salud de la Nación le había permitido a Cannava una prueba piloto que consistió en el cultivo de 35 hectáreas. El primer objetivo fue lograr un cultivo estandarizado. Ahora, para 2022, la firma estatal prevé producir 600 hectáreas, por lo que se crearán 1.800 puestos de trabajo. 

La hoja de ruta no se detiene allí, según indicaron los voceros consultados: para 2023, Cannava aspira a alcanzar las 2.000 hectáreas de cultivo, lo que supone generar entre 5.000 y 7.500 puestos de trabajo. 

La Anmat inspecciona de manera periódica todo el proceso, ya que uno de los objetivos del Ministerio de Salud de la Nación es que la producción jujeña llegue pronto a todo el territorio nacional.

 

30 mil inscriptos

En marzo pasado, el Gobierno nacional presentó el Sistema de Registro del Programa de Cannabis (Reprocann) en el que se deben anotar “los usuarios y usuarias que acceden a la planta de cannabis y sus derivados, como tratamiento medicinal, terapéutico y/o paliativo del dolor, a través del cultivo controlado". A partir de este registro, se les permite cultivar, o bien acceder al cultivo a través de un cultivador o de organizaciones autorizadas para este fin.

Hasta agosto último, 30 mil personas habían solicitado la inscripción y 8.000 ya habían obtenido la aprobación oficial. En el medio, usuarios plantearon que había dificultades técnicas de la página y obstáculos personales: pocos médicos que firmaban los avales necesarios para lograr acceder a la petición. Pero lo concreto es que la Reprocann ya comenzó a caminar en este 2021.

Valorar noticia

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios