Arroyito, Córdoba

La Banda Sinfónica Municipal de Arroyito, la música como proyecto comunitario

Es una de las 24 instituciones culturales de la ciudad. Recibe gente de todas las edades, estudios y grupos sociales para compartir y disfrutar de la música con la filosofía del respeto mutuo. El director Gerardo Lemos repasa la historia, el presente y los desafíos que se vienen. Por Florencia Sosa
lunes, 25 de abril de 2022 · 12:00

La ciudad de Arroyito está ubicada dentro del Departamento de San Justo, Córdoba, sobre la Ruta Nacional 19, 114 km al Este de la capital provincial y 95 km al Oeste de la ciudad de San Francisco. El último censo de 2010 le asignó una población de 22.147 habitantes, por lo que se aguarda con gran expectativa el próximo Censo Nacional de Población, Hogares y Viviendas, a realizarse en mayo, para certificar los números de su crecimiento. 

El Relevamiento Social Comunitario realizado en 2020 por la Fundación Colsecor en Arroyito destaca su amplio desarrollo cultural. En la localidad se practican 47 disciplinas culturales en 24 instituciones: tiene 6 medios de comunicación, 5 academias de danzas, 5 centros culturales, 4 centros vecinales, 2 bibliotecas, un museo y una banda sinfónica municipal. Esta profusa actividad contabiliza un total de 360 docentes y trabajadores culturales. En estas instituciones asisten 2.855 personas de diversas edades. 

En la oferta de espectáculos musicales que presenta la ciudad se encuentra la Banda Sinfónica Municipal de Arroyito, una propuesta que surgió en 1978 primero como una banda militar y que, con muy pocos años de receso y algunas modificaciones en su estilo, logró mantenerse desde 1986 hasta el presente. 

“Un día la Banda empezó a capacitarse más profesionalmente y escuché un concierto tan lindo que pensé que si no me sumaba en ese momento, ya después no lo iba a poder hacer, porque me parecía una cosa dificilísima para alguien que no sabía prácticamente nada de música. Empecé las clases hace 7 años y desde entonces toco la flauta traversa”, cuenta Victoria Sarrido, integrante de la Banda Sinfónica Municipal de Arroyito.

Para Sarrido, “participar de la Banda es vivir en comunidad, un tesoro en esta época de individualismo”. 

“Uno pasa a ser parte de un grupo de personas que, aunque somos completamente diferentes en edades, intereses, actividades, empleos y experiencias personales, compartimos un lazo muy particular y, cuando empezamos a tocar, de alguna manera terminamos todos sintonizados; dejamos de importar individualmente para importar como grupo. Si alguno falta repercute en el todo que conformamos y tenemos que volver a balancearnos para lograr el sonido propuesto. Es un desafío constante”, describe.

 

Música, maestro

Para conocer más sobre la Banda Sinfónica Municipal de Arroyito, Redacción Mayo conversó con Gerardo Lemos, quien participa de este proyecto desde los 9 años cuando ingresó como alumno. Desde 2002 se desempeña como su director musical.

Gerardo Lemos, director musical de la Banda Sinfónica Municipal de Arroyito.

 

-¿Cuál es tu formación musical?

-Soy egresado de la Escuela de Música Superior La Colmena, que está a 120 kilómetros de Arroyito (en la ciudad de Córdoba). Me formé como guitarrista y como trompetista, pero toco casi todos los instrumentos de viento porque me formé con profesores particulares. Después tomé cursos de dirección con el maestro Esteban Fernández.  Me capacité de manera particular porque en la provincia de Córdoba no hay una carrera de dirección de bandas; entonces, a los directores se nos complica un poco formarnos. A veces la dirección de las bandas en el interior viene por herencia si fuiste profesor o sos alumno de los más viejos. Pero una cosa es gestionar el elenco y otra cosa es pararse al frente en el podio y dirigirlo. La dirección orquestal lleva un estudio. Por eso después de estudiar con Esteban Fernandez hice cursos en el Teatro del Libertador San Martín de Córdoba y después me capacité en el exterior haciendo seminarios. 

 

-¿En qué consiste una Banda Sinfónica?

-El orgánico de una banda sinfónica es bastante amplio. Se le llama orgánico a la cantidad total de instrumentos que debe tener una banda; hay distintos orgánicos para distintos tipos de bandas. Tenemos flautas, piccolo, clarinetes, clarinetes bajos; en la familia de los saxofones: saxo barítono, saxo tenor y saxo alto; trompetas: cornos, eufonios, trombones, tubas y un oboe; dos contrabajos. También tenemos todo un set de percusión: cuatro timbales sinfónicos, xilo marimba, glokenspield, bombo sinfónico, una batería, congas y accesorios de percusión, panderetas y triángulos. Desde la Banda Sinfónica interpretamos obras originales de compositores y hemos hecho arreglos con arregladores que son de Arroyito y que manejan el género muy bien. O buscamos arregladores de renombre y hacemos esas obras. 

 

-¿Quiénes participan de la Banda Sinfónica?

-No hay límite de edad. En un principio se llamaba Banda Infanto-Juvenil y después decidimos ampliar y aceptamos gente de todas las edades. Desde hace unos 15 años dejó de ser Infanto-Juvenil. Luego fue Banda Municipal y, después, pasó a llamarse Banda Sinfónica Municipal. Nosotros tomamos niños y niñas de escuela primaria en adelante, que estén en 2° y 3° grado, cuando ya saben leer y comprender textos. Hasta hace poco tuvimos el alumno más grande que tenía 74 años. Él decidió dejar durante la pandemia por el cuidado de su salud; empezó a los 60 años y tocaba el clarinete. 

 

-¿Cuál es el objetivo de la Banda Sinfónica? 

-Si bien la Banda Sinfónica no tiene como objetivo formar músicos profesionales, porque es un proyecto social más que todo, la idea es formar buenos ciudadanos. En la Banda Sinfónica se aprende a convivir, a respetar la igualdad. En el momento en que estás tocando tenés que respetar una autoridad y tenés que darle lugar a que suene otro. Nuestra filosofía es de respeto mutuo. Vienen personas de distintas clases sociales, edades y estudios. Se aprende a ser un buen ciudadano a través de la música. Después si alguien descubre su talento, nosotros lo potenciamos para que siga estudiando; le abrimos el abanico de las carreras que puede seguir y así mucha gente ha seguido estudiando. 

 

-¿La Banda Sinfónica tiene niveles de ingreso?

- Creamosun proyecto de desdoblar la banda para hacer un semillero para los nuevos integrantes. Tenemos un cuerpo de 35 músicos que forman la banda, pero también hay gente que se anota a estudiar. Niños, jóvenes y adultos que quieren empezar a estudiar un instrumento forman la banda inicial, ya tenemos una banda inicial que hace 2 años está funcionando con 20 integrantes. Esa banda inicial en uno o dos años va a pasar a ser una banda intermedia porque va a elevar su nivel y luego va a empezar otra banda inicial. Y así. La idea es siempre tener una banda mayor, una banda intermedia y una banda inicial. El chico que está en la banda intermedia luego va a tener un nivel para pasar a la banda mayor y así. Antes, esto no había y el alumno que entraba tenía que esperar mucho tiempo solo con el instrumento para entrar en la banda. Entonces ahora este sistema te permite estar con compañeros y estar en una banda apenas ingresas, y todos tienen tu mismo nivel. Son los sistemas que se utilizan en otros países.

 

-¿Hace cuánto aplican este sistema?

- Hace ocho años que estamos con este sistema. Lo aprendimos en las capacitaciones, por los viajes que hemos hecho al exterior. Viajé a Costa Rica a capacitarme con el creador del Sistema Nacional de Educación Musical (SINEM), el maestro Ricardo Vargas, que también estuvo dirigiendo aquí la Banda Sinfónica. Él ha venido a Arroyito en dos ocasiones. También vino la directora musical canadiense Erin Bodnar de la Universidad del Norte de Florida. Hay un convenio por el cual el cuerpo docente de esa Universidad viene a capacitar a la Banda Sinfónica y también dirigen conciertos. Nos ayudó mucho esos contactos, porque ellos traen materiales e información de cómo se trabaja en otros lugares del mundo y acá tratamos de ir replicando lo que aprendemos. 

 

-¿Cuántos docentes enseñan en la Banda Sinfónica?

-Son 9 profesores, cada uno se especializa en una familia de instrumentos, hay profesor de clarinete, de flauta, de trompeta, de percusión, de contrabajo... Dan clases y también forman parte de la banda. Algunos docentes se formaron en La Colmena, otros en Collegium, otros  el Conservatorio de Música provincial, y otros son músicos que estuvieron en la banda de la Policía de la provincia. Hay una característica: todos los profesores han sido alumnos de la Banda Sinfónica Municipal de Arroyito; hay un sentido de pertenencia muy grande. La Banda Sinfónica ha dado muchos profesionales y muchos músicos a la ciudad. Han pasado ahora profesores de música, gente que estudia la Licenciatura en Piano, la Licenciatura en Composición, el Profesorado de Música. Y también pasaron por la Banda Sinfónica muchos profesionales que hoy están tocando en el Ejército, o en grupos profesionales de cuarteto en Córdoba o en otros lugares del mundo. 

 

-¿Qué actividad tuvieron durante la pandemia?

-Durante la pandemia estuvimos en funcionamiento de manera remota, a través de clases virtuales. Fue duro porque peligró la continuidad de los alumnos de la Banda Sinfónica porque no sabíamos si iban a seguir o no, pero tratamos de mantenernos conectados virtualmente. Les mandábamos trabajos y ellos tenían que hacer devoluciones de audio y video de obras, y después con un trabajo pesado de edición fuimos editando y cada dos o tres meses publicamos las obras que trabajaban individualmente en la casa. La cantidad de obras fue mucho menor a lo uno trabaja por año, de 25 obras en un año trabajamos solo cuatro, pero se mantuvo el nexo con los alumnos. A mitad del año pasado (2021) volvimos a la presencialidad con números reducidos, comenzamos con clases de 4 alumnos, hasta que pudimos hacer un concierto en octubre. En este mes de abril programamos uno de rock pop en la plaza de nuestra ciudad y para junio se viene el concierto dirigido por la directora invitada Erin Bodner de la Universidad de Florida. 

 

100%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios