Agua potable, un recurso escaso y vital brindado por el cooperativismo

Hace 20 años la Cooperativa de Electricidad y Servicios Públicos y de Crédito Villa Huidobro Ltda. asumió la provisión del servicio. Con inversión propia, se viene una nueva cisterna. Por Florencia Sosa

f1280x720-1300_132975_4830.jpg.jpg.png
f1280x720-1300_132975_4830.jpg.jpg.png
Florencia Sosa Florencia Sosa 09-06-2022

Entre las 15 organizaciones del tercer sector que desarrollan su actividad en Villa Huidobro, en el sur cordobés, se destaca como un actor clave del pueblo la Cooperativa de Electricidad y Servicios Públicos y de Crédito Villa Huidobro Ltda. Es que no es para menos: desde hace ya 20 años asumió la provisión del servicio de agua de la localidad. El logro, que es sinónimo de salud en el más amplio sentido, es el resultado de una larga y fecunda historia.

Del Relevamiento Social Comunitario realizado por la Fundación COLSECOR en 2019 se desprende que la cooperativa provee siete servicios de manera exclusiva: agua corriente y potable, energía eléctrica, televisión, internet, báscula pública y servicio de sepelio; además cuenta con tecnologías de extracción de miel y brinda telefonía celular, aunque estos dos servicios no son exclusivos. En Villa Huidobro por el servicio de provisión de agua la facturación anual es de $2.6 millones con resultados financieros positivos. Este servicio cuenta con siete puestos de trabajo en una localidad de 7.500 habitantes, de los cuales más del 80% está asociado al servicio del agua.

Una historia propia

Desde 1920 la comunidad de Villa Huidobro se interesó por tener agua corriente y agua potable, pero recién en 1970 este recurso comenzó a ser una prioridad para los gobernantes. Según consta en los archivos del Departamento Ejecutivo, el Intendente Municipal Juan Lucas Repetto envió en abril de 1972 numerosas cartas solicitando la inclusión de la localidad en el sistema de grandes acueductos, pero no obtuvo resultados positivos.

Más adelante, en 1988 y durante la Intendencia de Roberto Repetto, la Municipalidad de Villa Huidobro adhirió al programa de ?Acción Municipal? para poder financiar las obras del acueducto de agua corriente. En ese momento varias consultoras privadas presentaron antecedentes para hacerse cargo de la obra.

En 1992 se realizó un estudio geológico de la región, especialistas de la Universidad Nacional de Río Cuarto, el Dr: Repetto y el geólogo Juan Struch de la Dirección Provincial de Hidráulica de Córdoba, relevaron las posibles fuentes de abastecimiento de agua y analizaron el suelo. Este estudio se realizó junto a Intendentes de otras localidades del departamento General Roca.

En 1997, durante la Intendencia del contador Jorge Iriart, fue José Néstor Lino, por entonces presidente de la Cooperativa de Electricidad y Servicios Públicos y de Crédito Villa Huidobro, quien presentó al Municipio la propuesta para la ejecución y exploración del proyecto de abastecimiento de agua potable en la localidad.

En diciembre de ese mismo año, se declaró de utilidad pública y obligatoriedad general la ejecución de los trabajos que comprendían la obra de infraestructura para la captación, transporte, distribución, y medición del agua potable de la ciudad. Además se declaró de interés Municipal la propuesta de la cooperativa. Con el objetivo de satisfacer una necesidad elemental, nació una alianza estratégica entre el Municipio y la cooperativa de Villa Huidobro.

A partir de 1998, contrataron los servicios del ingeniero Julio Allais y se definió el sistema de doble cañería para el agua corriente y potable, así como la batería de pozos para alimentar el consumo. También, durante ese periodo, se proyectaron los cálculos de materiales y personal para realizar el canal mayor, para construir la planta de potabilización y para analizar el agua, tarea que tuvo por encargado al ingeniero Juan Struch. En el 2000, se establecieron las bases reglamentarias para la ejecución de la obra.

Doble red

Desde marzo del 2001 Villa Huidobro tiene red de agua corriente y potable, aunque su inauguración oficial fue el 25 de mayo del 2002, acaba de celebrar 20 años.

El agua en estado natural es extraída y traída desde un acuífero natural equidistante a unos 10 km de la localidad. Luego, el agua es almacenada en dos tanques de más de 200 mil litros cada uno, para luego ser clorada de acuerdo a normas de calidad. Otra parte del agua en estado natural, además de ser clorada, es sometida al proceso de ósmosis inversa y almacenada en un tanque de 40 mil litros, para luego ambas aguas (corriente y potable) ser distribuidas por una cañería de doble red a los asociados.

La red de agua potable es apta para el consumo humano y es suministrada de manera gratuita, mediante un sistema de goteo donde cada familia recibe 50 litros diarios, por la Cooperativa de Electricidad y Servicios Públicos y de Crédito de Villa Huidobro. La red de agua corriente es clorada y mediante cajas con medidores se suministra a los domicilios, hay una tarifa mínima de 15 mil litros, y luego a mayor consumo más se paga, sin embargo, el agua corriente no es apta para el consumo humano por lo que recomiendan para otros usos.

En diálogo

Para profundizar en la creación y prestación del servicio de agua, Redacción Mayo conversó con Matías Sastre, presidente del Consejo de Administración de la Cooperativa de Electricidad y Servicios Públicos y de Crédito Villa Huidobro Ltda.

-¿Dónde consiguen el agua que proveen a la ciudad?

-En la zona en que estamos es muy común que el agua subterránea tenga altos contenidos de flúor y de arsénico, son dos elementos no aptos para el consumo humano. Su consumo por año genera fuertes problemas de salud. Es una problemática muy típica del sur de Córdoba y del norte de la provincia de La Pampa. Conseguir agua de buena calidad no es fácil, y el lugar donde se consigue el agua (a diez kilómetros del pueblo de Villa Huidobro), es un reservorio natural porque es una zona medanosa, el agua de lluvia filtra muy fácilmente, es un lugar estratégico que hay que cuidar.

-¿De dónde sacaban agua los vecinos antes de la creación de la doble red?

-Previamente la gente tenía en cada uno de sus domicilios su propio pozo de agua o se utilizaba mucho también los aljibes para almacenar agua de lluvia y a través del sistema de canaletas se almacenaba en aljibes y eran utilizadas por los usuarios para tomarla. Con el paso del tiempo el agua dentro del pueblo fue contaminada por las napas, nosotros no teníamos en ese momento el desarrollo de cloacas entonces eso también contaminó. Y el hecho de usar el agua de los techos a través del sistema de canaletas y de aljibe también nos garantizaba una excelente calidad de agua y almacenamiento en los pozos.

-¿Qué agua consumen hoy quienes aún no tienen la conexión de agua?

-Existen también tres picos de agua distribuidos en diferentes zonas del pueblo donde se da agua potable a la gente que lo requiere y no tiene realizada la conexión todavía, o porque no hay red o porque no ha podido aún pagar la conexión. Nosotros le llamamos picos libres, para que la gente vaya con un bidón y busque agua en ese lugar y lo pueda retirar. Tenemos también la venta de agua a granel, hay asociados que viven en el campo, entonces se les vende agua, pasan a buscarla por la planta de agua, llenan sus cisternas y las llevan a sus domicilios, donde no tienen red o en campos linderos al pueblo.

-¿Piensan seguir extendiendo la planta de agua?

-Recientemente hemos realizado una nueva cisterna de 400 mil litros. Duplicamos la capacidad de almacenamiento para evitar los problemas que pueden haber con las altas temperaturas y la falta de lluvia en algún momento de las estaciones, sobre todo en el verano donde aumenta muchísimo el consumo. La nueva cisterna la terminamos a finales del año pasado y todavía no la hemos inaugurado, ya está conectada al sistema pero aún no está en funcionamiento, es la obra que estamos previendo poder usarla para la próxima temporada de verano.

-¿Con qué fondos se construyó la nueva cisterna?

-El nuevo tanque es una inversión muy grande que ha hecho la cooperativa, alrededor de 8 millones de pesos se han gastado, así que la idea es afrontar la próxima temporada de verano con más tranquilidad. Todo esto se ha hecho con fondos propios. En su momento hemos pedido crédito pero han sido pagados por la cooperativa, en algún momento también se ha trabajado con la Municipalidad sobre todo en la extensión y distribución de líneas, en alguna parte del pueblo hemos recibido algún subsidio del gobierno provincial pero en general la mayor parte de la distribución de la red se ha hecho con fondos de la propia cooperativa.

-¿Por cuánto tiempo podrán proveerse del agua del reservorio?

-La cuestión de fondo sería hacer un estudio del reservorio, ver si se pueden ampliar o duplicar la cantidad de pozos de extracción que hay en el lugar y la posibilidad de armar un acueducto porque el acueducto actual ya tiene más de 20 años y ya empieza a tener sus problemas. No tenemos información sobre la cantidad de agua disponible que seguiremos teniendo en los próximos años. Sabíamos que los años con régimen de lluvia normales no íbamos a tener problema, nunca hemos tenido problema, tenemos más de 30 pozos de extracción en la zona. La idea es garantizar la provisión de agua con un acueducto nuevo, pero esto está en condición de anteproyecto, es una idea que se ha ido hablando con el Municipio pero no tenemos nada gestionado todavía.

-¿Qué significa para vos tener agua potable?

-Poder tener agua potable en tu casa es salud, es un beneficio que uno lo nota y se da cuenta cuando no lo tiene, cuando va a otro lugar y se encuentra con que no tiene las instalaciones y tiene que comprar el agua en algún lugar o ir a buscarla, o esperar que pase el camión con la cisterna que distribuye el agua por la cuadra. La necesidad nos ha llevado a tratar de que el servicio sea lo más óptimo y eficiente posible, por eso usamos el agua medida y el agua potable con un sistema de goteo para cada domicilio que lo requiera.

Suscribite al newsletter

Redacción Mayo

* no spam