CONVIVENCIAS

Ariel Fernández: “Las cooperativas somos socios estratégicos para el desarrollo”

El presidente de CATEL, la cámara que agrupa a las cooperativas de telecomunicaciones, recordó que las más de 500 instituciones llevaron el servicio allí donde no había llegado el Estado ni los privados. Y ahora se viene Imowi, la telefonía móvil. Por Florencia Sosa

1279
1279
Florencia Sosa Florencia Sosa 26-05-2022

La Cámara de Cooperativas de Telecomunicaciones (CATEL) nació a mediados de 2006 como una entidad sin fines de lucro que nuclea a cooperativas de servicios públicos  interesadas en desarrollar un mercado de telecomunicaciones en las distintas ciudades de Argentina. “Consideramos que las cooperativas deben trabajar en conjunto para transformar la realidad del sector de las telecomunicaciones. Así, impulsar la integración de una red, el intercambio de conocimientos, experiencias y el desarrollo de negocios en conjunto debe ser la forma de actuar”, señala CATEL en su sitio oficial.

Redacción Mayo conversó con Ariel Fernández, presidente de CATEL sobre el rol de esta entidad en el sector de las telecomunicaciones y sobre el lanzamiento de Imowi, el primer prestador nacional de telefonía móvil cooperativa de alcance nacional.

-¿Con qué objetivos se fundó CATEL?

-CATEL es una cámara que agrupa cooperativas de toda la Argentina, fue creada con el objetivo de preparar y dotar de herramientas a las cooperativas para que puedan liderar el sector TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación) en el futuro. Cuando se creó, los pilares de CATEL estaban sostenidos en el hecho de hacer posible que las cooperativas pudieran acceder a servicios, que los llamamos herramientas, para liderar el sector. Las cooperativas en Argentina fuimos las primeras en lanzar IPTV (Televisión por Protocolo de Internet). Fueron las cooperativas quienes innovamos y no los grandes operadores. Que las cooperativas puedan acceder a todos los servicios potencia de manera directa la capacidad de transformar el acceso a la conectividad de las personas. 

-¿Cuáles son los desafíos actuales de CATEL?

-Desde CATEL tenemos dos problemas y oportunidades que tienen que ver con la necesidad de conectar al 30% de la población que aún no está conectada y el desafío de mejorar la conectividad a quienes ya están conectados. La necesidad de la conectividad hoy nos coloca en la tarea de tener que modernizar prácticamente todas las redes de telecomunicaciones del país. Sólo el 17% de las redes de Argentina son de fibra óptica, por lo tanto hay un desafío enorme de evolución. ¿Por qué decimos que somos socios estratégicos para llevar adelante estos dos desafíos? Porque ya lo hemos hecho; no estamos haciendo algo nuevo. No solamente proveemos servicios públicos como la electricidad, sino que en las mismas telecomunicaciones, fuimos las cooperativas las que llevamos la telefonía fija a lugares donde no llegaba el Estado o los grandes operadores privados. Por eso hoy hay más de 500 cooperativas TIC en Argentina, justamente porque nacieron con esa finalidad: cubrir lugares no cubiertos. Como ya lo hicimos y está en nuestro ADN, es que nosotros consideramos que en este desafío que tiene la Argentina por delante somos las cooperativas un actor central y estratégico. 

-¿Qué impacto tiene el sector de telecomunicaciones en la economía argentina?

-Si nosotros logramos cumplir con este objetivo de evolucionar las redes y conectar a los no conectados, no solamente cumplimos un rol social central, sino que incluso desde lo económico está comprobado que la inversión en telecomunicaciones promueve el crecimiento del producto bruto interno (PBI) e influye directamente con la productividad de todos los emprendimientos que se dan en Argentina. Por lo tanto, esa variable también le hace bien a un país que necesita no sólo inversión sino además mejorar su productividad. 

-¿Qué relación tiene CATEL con la competencia privada y con el sector público?

-De la misma forma que somos actores centrales, en Argentina las cosas no se hacen de manera individual. Las cooperativas tuvimos que juntarnos para tener la escala para participar en nuevos negocios que requerían un volumen que justamente necesitaba que todos trabajáramos en conjunto. De la misma forma, si queremos llegar a lugares donde es muy difícil llegar o revolucionar la conectividad en todo el país, ahí también hay alianzas y un trabajo conjunto que hacer tanto con el Estado como con privados. Es un trabajo donde cada uno hace su parte y la parte que le toca a las cooperativas, definitivamente, es relevante. Somos un sector que nos cuesta mucho tener una escala en el rubro de las telecomunicaciones que nos permita liderar. COLSECOR hace punta tecnológica en televisión y CATEL lo está haciendo en la telefonía móvil, y COLSECOR se suma a CATEL en la telefonía móvil y CATEL se suma a la televisión de COLSECOR. Esto tiene un concepto clave, es la especialización.

-¿Cómo nace Imowi?

-Imowi nace como un actor que tiene como hito llevar la conectividad móvil al interior del país. La conectividad es vista como una herramienta más Cuando sos una cooperativa, a lo que se está acostumbrado es a hacerse de todas las herramientas posibles para llevar conectividad a las personas que no están conectadas. Está comprobado que la conectividad móvil es la más eficiente para localidades que son demográficamente más dispersas. En pueblos de menos de mil habitantes o de menos de 5 mil habitantes, la telefonía móvil es el vehículo más eficiente para llevar conectividad. Por lo tanto, a partir de que las cooperativas tenemos acceso a esa herramienta y podemos pensar en conectar más eficientemente ese tipo de localidades en el país que en muchos casos no tienen ningún tipo de conectividad. 

-¿Cuál es el objetivo de Imowi?

-El objetivo de Imowi es que las cooperativas en Argentina puedan incorporar la telefonía móvil dentro de su oferta de servicios. El llamado “cuádruple play” era algo a lo que las cooperativas no podíamos acceder. En su momento, incluimos la TV e hicimos el “triple play” y eso nos permitió defendernos de la oferta de operadores de cable que vendían el paquete de TV e Internet. Ahora la telefonía móvil vino a perfeccionar la oferta, a potenciar la capacidad que tienen las cooperativas de liderar en el mercado de las telecomunicaciones. Sacando a los tres operadores nacionales, de nuevo las cooperativas, mediante CATEL, somos el primer actor en lanzar un proyecto como Imowi.

-¿A qué lugares del país llega Imowi?

-Imowi se lanzó en enero de 2022 y ya está funcionando en los lugares donde están las cooperativas. La primera cooperativa que está saliendo al mercado es Del Viso (Tel Viso) y entre los meses de mayo, junio y julio van a lanzar el servicio las cooperativas de la primera etapa, que son: Pinamar (Telpin), Tortuguitas (Cooptortu), Villa Gobernador Gálvez (Telvgg), San Miguel del Monte (Coopmonte) y la Cooperativa de Provisión y Comercialización de Servicios Comunitarios de Radiodifusión (COLSECOR) con la oferta a todos sus socios. El secreto de Imowi es que el músculo es la cooperativa de cada lugar. Hasta que no lanza la cooperativa el servicio, no está disponible en ese mercado. Las cooperativas tenemos un arraigo territorial muy particular; cada cooperativa está situada en los diferentes lugares de la Argentina donde no están los grandes operadores, y es mucho más fácil para las cooperativas pensar en montar un sitio móvil en esa geografía porque tenemos el acceso a los servicios, tenemos el acceso a la región, conocemos las necesidades que existen porque tenemos contacto con nuestros socios y usuarios. Nosotros tenemos un acuerdo con Movistar a nivel nacional que nos permite tener cobertura en todo el país, más allá de donde estamos todas las cooperativas. Ahora lo que estamos pensando no es poner sitios móviles donde ya están las tres grandes empresas de telefonía móvil (Movistar, Personal y Claro), sino, bien al ADN cooperativo, queremos ir adonde no hay ninguna cobertura. Ahí es donde queremos estar con Imowi.

-¿La conectividad federal es cooperativa?

-Las cooperativas somos las que en el pasado fuimos a los lugares donde no llegaba el Estado ni los privados. ¿Qué más federal que ir a los lugares donde no llega nadie? Para que se pueda federalizar el acceso a la conectividad, el rol de las cooperativas es central. Nosotros desde CATEL dotamos de herramientas a las cooperativas para potenciarlas, para que puedan dar el 110% de su potencial. Lo mismo tiene que entender el Estado, debe potenciar a las cooperativas porque somos el mejor instrumento para realizar la conectividad en Argentina.

-¿Conocés en otros países casos de cooperativas que brinden estos servicios?

-El caso de Argentina es muy particular, yo no conozco otro caso de un país con más de 500 actores TIC cooperativos. He dado conferencias en diferentes lugares y no lo vi. Somos un caso muy particular, incluso el fenómeno ha sido objeto de estudio en universidades extranjeras. En cuanto a agrupaciones, sí existen. Son comunes las agrupaciones de segundo grado de actores medianos o pequeños, pero no es común lo que ocurre en Argentina donde los actores son cooperativos. ¿Por qué en Argentina hay tantas cooperativas de telecomunicaciones? Porque, primero, hubo una necesidad y a partir de ello aparecimos los actores cooperativos TIC en la Argentina. Si aparecimos tantos, es porque había una necesidad de llevar la conectividad al interior y por eso somos la cantidad que somos hoy.

Suscribite al newsletter

Redacción Mayo

* no spam