SALUD - MEDICAMENTOS - PRECIOS

Precios cuidados, de la góndola a la farmacia

Para evitar el incremento de precios ante la alta demanda de medicamentos relacionados con el coronavirus, el Gobierno sumó los remedios al control de precios. Por Laura Giubergia

1073
1073
Laura Giubergia Laura Giubergia 01-02-2022

Ilustración Pito Campos

Nada es gratis, y menos mientras se cursa una pandemia. Durante 2020, la industria farmacéutica experimentó un boom, no sólo en Argentina sino en gran parte del mundo a partir del coronavirus y la multiplicación exponencial de los casos. 

En ese tiempo, el Ministerio de Salud de la Nación comenzó a observar un fenómeno típico de la economía, sobre todo en Argentina, relacionada a los picos de contagios por el coronavirus: a mayor demanda de medicamentos, aumento de precios. 

Fue entonces que entre abril y noviembre de 2021, a partir de diferentes resoluciones publicadas en el Boletín Oficial, los precios cuidados de las góndolas del supermercado también llegaron a las farmacias argentinas. 

“La Secretaría de Comercio Interior del Ministerio de Desarrollo Productivo de la Nación, en conjunto con el Ministerio de Salud de la Nación y representantes de la industria farmacéutica, acordaron una lista de precios máximos únicos, compuesta por cinco medicamentos esenciales para el tratamiento de pacientes internados en unidades de terapia intensiva. Con el objetivo de garantizar el abastecimiento en todo el país, el acuerdo es resultado de la mesa intersectorial para el abordaje de medicamentos de terapia intensiva que viene llevando adelante la cartera sanitaria nacional desde el año 2020 junto al Ministerio de Desarrollo Productivo”, se informó en abril a nivel nacional. 

La idea surgió tras una advertencia que en octubre había divulgado la Unión Argentina de Salud (UAS), sobre que en los últimos meses se habían producido ajustes en los medicamentos destinados a pacientes con coronavirus, que alcanzaban en promedio el 503%. 

Acuerdo de precios

En cuanto al congelamiento, que ya había arrancado en abril y se profundizó en noviembre, se especificó: “El acuerdo se oficializó con los actores involucrados en la producción, comercialización y distribución en formato de ampollas de los fármacos atracurio (50 mg a $605), bromuro de pancuronio (4 mg a $205), fentanilo (0,25 mg a $320), midazolam (15 mg a $425) y propofol (200 mg a $710). Este convenio también garantiza la provisión de estos medicamentos a precios uniformes, a todos los integrantes del sistema de salud, en un contexto en el que resultan de vital importancia para enfrentar la situación pandémica”. 

El atracurio se utiliza para relajar los músculos antes de intubar; el pancuronio también se emplea para intubar; el fentanilo es un analgésico opioide; el propofol es un sedante para pacientes con respirador mecánico y el midazolam se usa para causar somnolencia y relajación. 

Un listado de 85 drogas 

En enero de este año, desde el Ministerio de Salud de la Nación y la secretaría de Comercio Interior se avanzó en un acuerdo con representantes de las cámaras y federaciones de la industria farmacéutica con el objetivo de ampliar una lista de drogas, cuyo precio también será controlado en los próximos meses dado que, con el cambio de año, se descongelaron los precios. 

La idea fue consensuar “un listado de principios activos de 85 drogas que implican aproximadamente 230 precios de referencia y 1.200 presentaciones farmacéuticas”. 

O sea, a diferencia de los precios cuidados del supermercado que supuso un congelamiento durante 90 días, política que ahora se va a replicar a comienzos de este 2022 en el caso de los medicamentos la idea es que el Estado nacional controle el precio de referencia de estos productos farmacéuticos y evite una escalada en su costo. No se congelan, pero sí van a tener la pata del Estado encima para intentar que no se produzca otra especulación abusiva en torno a una suba de la demanda. 

Actualización mensual y controlada

La idea es que los precios se actualicen mensualmente pero a partir de un promedio entre el precio de venta al público y la demanda. La información se publicará todos los meses en el sitio web del Ministerio de Salud de la Nación. 

“La estrategia se publicará en una resolución ministerial e incluye distintas líneas de acción como la apertura del vademécum para  garantizar la libre elección sin limitación por marca o presentación comercial; mejorar la accesibilidad geográfica a los medicamentos; el modelo único de receta (tanto en formato papel como electrónico) y la posibilidad de receta prolongada de hasta tres meses para el tratamiento de patologías crónicas prevalentes para favorecer la adherencia; y el establecimiento de precios de referencia”, indicó el Ministerio de Salud de la Nación. 

En ese sentido, se adelantó que los valores se irán actualizando de manera mensual a través de un índice de salarios y de precios al consumidor elaborados por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec). 

Un punto interesante indica que las obras sociales y las prepagas deberán cubrir el 70% del precio del medicamente de referencia. Si el cliente opta por una marca más cara de la misma droga, la cobertura será el 70%, pero del valor de referencia. 

Suscribite al newsletter

Redacción Mayo

* no spam