PANORAMA AGROPECUARIO

Paraguay: los ingresos por la soja llegarán a 4.500 millones de dólares en 2021

El maíz, clave en la dieta de la población, creció en protagonismo al igual que el trigo, del que se autoabastece y ya no necesita importar desde Argentina. El éxito del modelo, cierra con la performance de las carnes cuyas exportaciones en 2021, serán las más altas desde 2017. Por Alejandro Cuellar
viernes, 19 de noviembre de 2021 · 02:25

La agricultura es la actividad de mayor protagonismo en la economía paraguaya, resultado de un modelo de transformación que lleva ya 40 años. En ese lapso, la soja se convirtió en la vedette en Paraguay, dejando atrás a cultivos tradicionales coloniales como el algodón y el tabaco. En los últimos 20 años, se triplicó el área sembrada con soja. Prueba de ello son los números de la campaña 2018/2019, que indican que se sembraron 3,6 millones de hectáreas.

Según el Banco Central de Paraguay, el complejo sojero en 2018 representó el 40% de las exportaciones totales, lo  que llevó al país a ubicarse como el cuarto exportador mundial de la oleaginosa y el quinto productor mundial. Durante el ciclo 2019/2020, se cosecharon 10,2 millones de toneladas. 

La zona núcleo de producción se concentra en el extremo este de la región Oriental. La capacidad de industrialización del poroto ha crecido geométricamente en los últimos años como consecuencia de la inversión en plantas para elaboración de aceites y harinas, impulsadas por capitales multinacionales. Los volúmenes de soja industrializada se dispararon entre principios del 2000 y 2018 un 580%, creciendo de 540 mil toneladas a unas 3,8 Mt.

“En el segmento 2020/2021, se esperan 4.500 millones de dólares de ingresos por soja gracias a los buenos precios y pese a una menor producción con relación al año anterior. De modo que, si al sector agrícola le va bien, al país le va bien”,  dijo el presidente de la Unión de Gremios de la Producción, el ingeniero Héctor Cristaldo.

En este contexto, el Poder Ejecutivo declaró el 2021 como año de la soja en Paraguay en reconocimiento póstumo al doctor Pedro Nicolás Ciancio quien promovió el cultivo hace 100 años. Simultáneamente, el presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez, ratificó que “el Ejecutivo no tiene en su agenda ningún plan para modificar la ecuación tributaria que afecte al sector agrícola”. El mandatario agregó que en este momento de crisis por la pandemia “no se puede cargar con más impuestos al sector productivo que está poniendo todo su esfuerzo para el funcionamiento de la economía”. 

 

Rotación y calidad

El maíz es el otro producto que ha crecido significativamente en los últimos años. El cereal,  muy importante en el esquema de la dieta paraguaya, se siembra después de la trilla de la soja por razones de cobertura y rotación de cultivos. 

Según el presidente de la Federación Paraguaya de Siembra Directa, Martín Cubilla Andrada, “el país tiene un 90% del área de cultivos extensivos con este manejo, pero de nada servirá si no se hace con calidad y como sistema”. 

“En 2001 llegamos a ocupar el primer lugar en el mundo en adopción de siembra directa. En 2013 el área cayó al 73% poniendo en riesgo la calidad productiva de los suelos pero recuperamos los lotes con capacitación a los productores. Hoy hay cero de remoción de suelo, cobertura permanente y rotación de cultivos”, aseveró.

En trigo, Paraguay se convirtió en productor y exportador como consecuencia del desarrollo en tecnología y mejoramiento genético. Ambas cuestiones,  rompieron la no tradición triguera por cuestiones climáticas.  El país dejó de importar trigo desde la Argentina y ahora le vende al mundo. Datos de la Cámara Paraguaya de Exportadores y Comercializadores de Cereales y Oleaginosas (CAPECO) indican que “la superficie sembrada se incrementó 286% en 20 años”.

Pero no sólo el modelo de negocios agrícola es exitoso en Paraguay. Según el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA), “en 2021, las exportaciones de carnes paraguayas serán las más altas desde 2017”. El volumen proyectado llegaría a 360.000 toneladas como consecuencia del crecimiento de la demanda externa.

“En 2021, la producción de carne vacuna se proyecta en 550.000 toneladas, casi 4% por encima de la performance del 2020. En materia de faena la cifra llegó a 2,3 millones de cabezas”, precisó el organismo.

El 90% de las exportaciones de carnes de Paraguay están concentradas en cinco mercados: Chile, Rusia, Israel, Taiwán y Brasil. Este último dato fue proporcionado por la Agencia de Negocios y Comunicación Blasina y Asociados.

Valorar noticia

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios