LA MACROECONOMIA Y EL CAMPO

La agroindustria como motor de la economía argentina

El ingreso de dólares provenientes del campo contribuyeron a la estabilidad cambiaria y la macroeconómica. En los últimos cinco meses, las divisas por exportacion superaron los U$S 13.300 millones. Para Coninagro, más exportación es dólares, mas empleo y menos pobreza. Por Raúl Oscar Vila
miércoles, 23 de junio de 2021 · 00:00

Fotos Sub Cooperativa de fotógrafos

La Confederación Intercooperativa Agropecuaria Limitada, más conocida como CONINAGRO, informó que un estudio reciente arrojó que la exportación de las producciones vinculadas a las economías regionales aportó al país aproximadamente 3.000 millones de dólares.

De acuerdo con los datos relevados, la liquidación de divisas de la exportación de granos y subproductos en mayo fue de U$D 3.545 millones y el acumulado de los primeros cinco meses de 2021 alcanzó los U$D 13.302 millones.

Como resumen, el mes de mayo marcó un récord histórico, y los montos ingresados durante enero-mayo 2021 representó el doble de lo percibido en el mismo periodo de 2020.

La actual bonanza generada por el motor del campo le permite al Gobierno Nacional obtener ingresos genuinos de divisas, movilizar en plena pandemia las economías regionales y mantener una cierta paz cambiaria.

Para los técnicos del área de Economía de Coninagro, el actual contexto le otorga al Banco Central de la República Argentina (BCRA) mayor poder de fuego, ya que parte de estas reservas son utilizadas para intervenir sobre los dólares financieros y mantener y/o reducir la brecha cambiaria.

Para tener una idea, en abril la recaudación de derechos de exportación aumentó el 183% respecto del año pasado. En síntesis, el Gobierno Nacional se favorece directamente con los mejores precios de los granos en los mercados internacionales.

Por otro lado, el último informe de Coyuntura Económica de la Bolsa de Comercio de Rosario indica que “las exportaciones en abril totalizaron US$ 6.143 millones, creciendo un 40% interanual, y marcando el mayor valor para dicho mes desde 2014. El acumulado en el primer cuatrimestre alcanzó US$ 21.550 millones y se ubica como el mejor desempeño exportador para el período desde el año 2012, el último boom del precio de los commodities”

Lo que hay que tener en cuenta que las exportaciones en el primer cuatrimestre aumentaron 21,8% como resultado de las subas en los precios de los productos exportables. Del análisis por rubros se destaca el crecimiento del 53% de las Manufacturas de Origen Agropecuario como la harina y pellets de soja.

La soja representó el 30% de las exportaciones del cuatrimestre sumando U$S 6.980 millones, producto de un aumento en las cantidades exportadas y un crecimiento en los valores de exportación. 

La favorable relación de precios internacionales para Argentina se plasma en la mejora de los términos de intercambio. El primer trimestre de 2021 fueron los mejores que tuvo el país desde el 2014 y según la Dirección de Informaciones y Estudios Económicos de la Bolsa de Comercio de Rosario este primer trimestre es “el tercer mejor registro del índice en los últimos 35 años”.

Este contexto contribuye favorablemente en los resultados de la balanza comercial que arrojó para este período un saldo positivo del orden de los U$S 4.001 millones.  

Lo cierto es que el intercambio sonríe a la Argentina y en este escenario, el campo se consolida como uno de los principales motores de la economía. Lejos es el sector que genera los mayores ingresos a un gobierno de coalición que es atravesado por las propias internas, los indicadores de pobreza, la galopante inflación y los magros resultados de la pandemia.

Los mayores ingresos para los productores se traducen en mayores compras de insumos y maquinarias agrícolas. Y estas compras impactan directamente en toda la cadena industrial y de comercialización que se encuentra localizada en los pueblos y ciudades del interior del país.

En este sentido, Carlos Iannizzotto, presidente de Coninagro, sostuvo que “más exportación genera más dólares y empleo, justo lo que necesita Argentina para crecer”; para luego considerar que se deberá “crear las condiciones para que el país pueda exportar más, generar más trabajo y reducir la pobreza”.

En síntesis, el sector agropecuario que generó el lock out y bloqueo de rutas en Argentina durante el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner por la vigencia de la Resolución 125/2008, es actualmente la actividad económica del país que más aporta para reducir las expectativas devaluatorias con impacto directo en los indicadores macroeconómicos.

Valorar noticia

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios