REPORTE DE PRECIOS

El gasoil, hasta un 30% más caro en las localidades del interior

El Reporte de Precios de la Fundación COLSECOR dejó en evidencia una diferencia abismal entre los valores que se pagan en las localidades del interior con respecto a los de CABA. Los motivos del desfasaje.

reporte de precios-JULIO
reporte de precios-JULIO COLSECOR

El precio del gasoil lleva acumulado en el año un 76 por ciento de aumento en las 50 localidades del interior relevadas por la Fundación COLSECOR, en el periódico informe Reporte de Precios (RePre). Este porcentaje se ubica muy por encima de la suba acumulada en nafta y cemento (los otros dos productos que mide el informe), ubicados en 43% y 34%, respectivamente.

El precio relativo promedio del gasoil en las localidades del interior fue en julio de $ 168, mientras que en la Ciudad de Buenos Aires fue de $ 128; una diferencia abismal del 31%. Al inicio de la medición de Fundación COLSECOR, en septiembre del año pasado, la diferencia era del 8%.

Este desfasaje tiene un anclaje ineludible con la guerra entre Rusia y Ucrania y su derivada crisis energética. En Argentina, el coletazo se sintió en las importaciones de gasoil que habitualmente se realizan para suplir al mercado interno en época invernal. Al elevarse el precio internacional, se encareció el precio local, lo cual produjo también un desabastecimiento durante los meses de mayo y junio, época de cosecha de maíz y de soja, cuando el sector agrario demanda mayores cantidades de gasoil para sus maquinarias.

Sin embargo, no es el único motivo. Guillermo Lego, gerente general de Cecha (Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y Afines, que reúne a los representantes de las estaciones de servicio), explicó en diálogo con Redacción Mayo: “Hay dos tipos de mercados; sobre todo, a partir de lo que pasó con el tema del abastecimiento: un mercado sin mayorista y otro mercado con mayorista. En las provincias, hay mayorista y esto es importante a la hora de entender la diferencia de precios”.

“Los precios en las estaciones de servicios estuvieron freezados durante ocho meses el año pasado y luego, a principios de este año, hubo algunos aumentos. Al haber un precio congelado, obviamente los precios van a ser menores con respecto a un mercado que no estuvo congelado y que se fue actualizando y es el mercado mayorista. El consumidor que necesitaba gasoil iba a la estación de servicio, trataba de cargar lo máximo posible más barato y recién después iba al mayorista. Esto hizo que las petroleras advirtieran que debían colocar un precio sugerido más alto para las estaciones de servicio, con el fin de que no les consuman todo el gasoil. Todo eso fue empujando a estos aumentos diferenciales”, explicó el especialista.

Además, “hubo algunas disposiciones de YPF a partir de las cuales se llevaba el gasoil a las zonas limítrofes a un punto de $ 240 el litro y todo eso arrastró también al resto del mercado dentro de esos parámetros, en épocas de escasez”.

En el interior, “el mayorista empuja y la realidad es que si uno vende a $ 120 y el otro a $ 240, el de $ 120 se seca rápido y entonces la petrolera le sugiere que levante el precio porque eso no le conviene a nadie, ya que desnaturaliza el mercado”.

 

El detalle de las subas en las localidades del interior

Según se desprende del RePre, el pico de precio del gasoil se ubicó en julio en la localidad de Clorinda, Formosa, con un valor de $ 240. Le siguieron las localidades cordobesas de Tránsito, San Antonio de Litin, Alicia, Ucacha, Arroyito, Río Primero y Elena, con precios que oscilaron entre $ 200 y $ 229. Muy cerca, se ubicaron las santafesinas María Susana, Sanford y Margarita, con valores entre $ 199 y $ 200.

En el otro extremo del listado, las localidades con el gasoil más barato fueron las cordobesas General Roca y Justiniano Posse, con valores de $ 113 y $ 116, respectivamente. Les siguen las santafesinas Fuentes y San Guillermo, con precios de $ 143 y $ 149, respectivamente.

El valor mediano de gasoil en las localidades del interior relevadas fue de $ 153, correspondiente a la localidad de Funes, Santa Fe.

El salto en el precio del gasoil provoca un fenómeno nuevo, que apareció el mes pasado y que remite a un desfasaje del precio relativo en relación con la nafta. Por primera vez desde que se comenzó a efectuar este relevamiento, el gasoil fue un 16% más caro, cuando por lo general siempre fue más barato.

Durante junio, el gasoil fue un 2,5% más caro que la nafta. Durante marzo, abril y mayo, los valores fueron muy similares, con una leve ventaja de la nafta. Entre septiembre del año pasado y febrero de este año, el precio de la nafta fue siempre sensiblemente más caro.

 

La nafta, más barata

Las variaciones de la inflación en términos generales están por encima del 60% en los últimos doce meses. Sin embargo, en el caso de la nafta los porcentajes son mucho menores. Según los datos del RePre, en las localidades del interior el valor de la nafta creció un 44% durante 2022. Aun así, la diferencia entre el interior y CABA también se vislumbra: $ 144 promedio en las localidades contra $ 120 en CABA; un 20% más cara en el interior.

“Con el tema de la nafta, la diferencia con respecto a CABA se explica en que allí no hay mayorista, por lo cual el precio está bastante unificado. Entonces, la nafta no sube tanto como el gasoil”, argumentó Lego y diferenció: “En general, por el flete, por el costo del gasoil, por el tipo de trayecto, en el interior es más cara. El camión hace un viaje y después tiene que volver vacío a otro punto distante, a diferencia de lo que ocurre en CABA, donde las distancias son más cortas y el camión va y viene 4 o 5 veces”.

Mirá el informe completo haciendo click acá.

 

Suscribite al newsletter

Redacción Mayo

* no spam