SUSTENTABILIDAD

La producción de vid orgánica en Argentina crece a un promedio de 38% anual

De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Vinicultura, el país tiene actualmente 96.476 hectáreas cosechadas bajo certificación orgánica, de las cuales el 9,6% corresponde a vid. En 2021 se levantaron 9.300 hectáreas de vid certificada que representa el 4,4% del total cultivado en el país. Por Cecilia Pozzobon

Viñedo
Viñedo Redaccion Mayo
Cecilia Pozzobon Cecilia Pozzobon 03-08-2022

“Los productos orgánicos no son el futuro, ya son el presente”, reza una de las conclusiones del último informe del Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV) que analiza el desempeño de estos productos en Argentina. Elaborado por el Laboratorio Estadístico del organismo, el trabajo reflejó que la producción de vid orgánica en el país aumenta a un ritmo de 38% anual, de acuerdo con el promedio observado entre los años 2018 y 2021.

Según la legislación vigente en Argentina, se entiende por producto "orgánico", "ecológico" o "biológico", a todo sistema de producción sustentable en el tiempo, que mediante el manejo racional de los recursos naturales, sin la utilización de productos de síntesis química, brinde alimentos sanos y abundantes, mantenga o incremente la fertilidad del suelo y la diversidad biológica y que, asimismo, permita la identificación clara por parte de los consumidores de las características señaladas a través de un sistema de certificación que las garantice”.

Aclarado esto, y siempre de acuerdo con el trabajo del INV publicado el mes pasado, Argentina posee actualmente 96.476 hectáreas cosechadas bajo certificación orgánica, de las cuales el 9,6% corresponde a vid. En 2021 se cosecharon 9.300 hectáreas de vid orgánica, lo cual representa el 4,4% del total cultivado en el país. Esa superficie cosechada mostró un aumento de 76% respecto a 2012 y de 27% respecto al año anterior.

“La producción orgánica total en Argentina va en aumento año a año, tanto para cultivos agroindustriales como para la producción animal”, remarcó el INV que, al mismo tiempo, concluyó: “Si bien la producción de uva orgánica es aún baja en comparación con los países más importantes en la materia, el promedio anual de crecimiento es alto, situándose en el 38% (2018-2021)”.

Los datos provisorios de la actual campaña 2022 muestran que fueron 142 los establecimientos que entregaron uva orgánica a las industrias elaboradoras de vino/mosto en el país. Vale destacar que estos volúmenes son declarados en el CIU (Certificado de Ingreso de Uva).

Mendoza recibió el 60,9% de ese total, La Rioja es la segunda en importancia con 18,6% y San Juan en tercer lugar con 17,9%. Teniendo en cuenta la variedad, el mayor volumen de uva orgánica ingresado corresponde a Malbec (30,1%) seguida por Cereza (14,7%). Luego se ubican tres variedades blancas: Torrontés Riojano (9,5%), Chardonnay (5,5%) y Pedro Giménez (5%).

 

Exportaciones

El vino es el segundo producto orgánico exportado de origen vegetal, luego del azúcar de caña en Argentina, según el INV.

En 2021, se exportaron 11,1 millones de litros de vino orgánico, 2,4 millones de litros de mosto concentrado orgánico y 887 toneladas de pasas de uva orgánica. Todos ellos mostraron crecimiento en relación al año anterior.

Teniendo en cuenta los destinos, el año pasado, el mayor volumen exportado de productos vitivinícolas orgánicos fue a Estados Unidos, de la mano del mosto concentrado. Le siguieron Dinamarca, Suecia, Reino Unido y Alemania, los cuales importaron principalmente vino orgánico.

Suscribite al newsletter

Redacción Mayo

* no spam