Neuquén es la provincia con más inflación en alimentos: duplicó el valor en menos de un año

El reporte de precios medido por la Fundación COLSECOR en las localidades del interior del país permiten conocer mensualmente las variaciones regionales del costo de los alimentos. Por Jonathan Raed

compras
compras compras
Jonathan Raed 30-12-2022

Los precios de los alimentos son hace tiempo un gran dolor de cabeza para las y los argentinos. A nivel nacional, en los primeros once meses del año la variación fue del 86%, según el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC).

El número nacional surge de una valoración de las variaciones regionales. Se entiende, entonces, que hay provincias donde la inflación fue más alta y otras donde fue más baja.

Así como la inflación nacional se nutre de las provinciales, estas últimas hacen lo propio con las localidades. No hay relevamientos oficiales de localidades del Interior, pero sí se cuenta con el periódico informe de la Fundación COLSECOR, que releva precios de alimentos en 40 localidades de diferentes provincias.

En los primeros once meses del 2022, los alimentos que componen la Canasta Básica Alimentaria (CBA) aumentaron un 88%, promedio, en las localidades del Interior. Este número se ubica 2 puntos porcentuales (pp) por encima de la media nacional.

La medición del INDEC no expresa en los informes el detalle por provincia, sino por regiones. A los efectos de este relevamiento, se han tomado los datos del Indec para el Gran Buenos Aires y para Nación, y de mediciones propias de cada una de las provincias, recogidos por la consultora Politikon Chaco. La Pampa, Santa Cruz, Catamarca, Río Negro, Chubut, Tierra del Fuego, Misiones, Entre Ríos, Formosa y Corrientes no presentan mediciones oficiales propias o solo difunden números generales.

Del resto de las provincias, surgen números llamativos. La provincia con mayor índice de inflación del país es Neuquén, que en once meses acumuló una variación en alimentos del 99% (y 92% a nivel general).

Le sigue de cerca la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA), con una suba en alimentos del 92%, número que se ubica 10 pp por encima de la inflación general de CABA: 82%. En tercer lugar, se ubica Santa Fe, con un 89% de suba en alimentos (82% general).

Chaco cultivó un 88% de aumentos en los precios de los alimentos (mismo porcentaje en la general), mientras que Buenos Aires le pisa los talones con un 87% (85% general).

Mendoza, San Juan y Tucumán comparten un 85% de suba acumulada en alimentos en once meses. Es allí donde se ubica la mediana. El caso de Mendoza y San Luis es particular porque se trata de una de las dos provincias con mayor aumento general que en alimentos: 87% contra el citado 85%.

El otro caso es San Juan, que acumula 81% en alimentos y 83% en la general. Córdoba también tuvo un 81% de inflación alimentaria. La lista la cierra Jujuy, que acusó aumentos en el orden del 78% tanto en alimentos como a nivel general.

En las demás provincias y, por ende, en el país, el precio de los alimentos es punta de lanza de la inflación general; sobre todo, si se tiene en cuenta que el rubro Alimentos y Bebidas no alcohólicas tiene la ponderación principal en la canasta que se utiliza para medir las subas.

Los alimentos que más aumentaron

Dentro del rubro alimenticio, según el relevamiento de Fundación COLSECOR, Frutas y Verduras lidera las subas con un 160% en once meses. Algo similar ocurrió con el ítem Azúcar y Dulces, cuya variación acumulada 2022 a noviembre fue del 135%.

En el otro extremo de la lista se encuentran Cereales y Legumbres, con una suba de apenas el 45%, y Lácteos, con un alza del 77%.

En tanto, según el INDEC, las Frutas aumentaron un 108% y las Verduras alcanzaron un pico inflacionario del 206% en la región cuyana, mientras que oscilaron el 150% en el resto de las regiones.

En cualquier caso, los productos que encontramos en las verdulerías y que son pilares de una alimentación equilibrada son los que más impulsaron a la inflación.

Suscribite al newsletter

Redacción Mayo

* no spam