Encuesta sobre el impacto de la suba de precios

Cuando la inflación golpea más que a los bolsillos

Según un estudio de la Universidad Nacional de San Martín, el 83,3% de las personas tomó medidas de ajuste que empeoraron sus condiciones de vida. Casi el 70% cree que descenderá de clase social. Qué opinan de las causas del proceso inflacionario. Por Lorena Retegui

idaes
idaes Redaccion Mayo
Lorena Retegui Lorena Retegui 24-08-2022

La inflación es un tema que no puede escapar a la agenda política, la agenda mediática y a la conversación de las personas de a pie, al impactar no sólo en el bolsillo, sino en el orden cotidiano, en el tiempo dedicado a los vínculos y en las relaciones afectivas. En un contexto de fuertes subas de los precios en Argentina, las estadísticas muestran el malestar y la preocupación de la población: según un estudio de la Escuela IDAES de la Universidad San Martín, más del 80% de las familias reconoció haber tomado alguna medida de ajuste doméstico que empeoró sus condiciones de vida, en tanto que siete de cada diez argentinos teme descender de clase social en los próximos meses. 

La Escuela IDAES de la Universidad San Martín, en articulación con el Programa Pascal de Lectura Mundi, realizó una encuesta de 800 casos en el Área Metropolitana de Buenos Aires, para recoger la percepción y experiencia de la población, en relación a la escalada de la suba de precios. El estudio se hizo durante julio de 2022, el mes en el que la inflación pegó más duro, con una variación del 5,7% en el interior, según la medición de la Canasta Básica de Alimentos (CBA) de la Fundación COLSECOR, mientras que la CBA, medida por el INDEC en AMBA, reveló una variación del 6,3%. 

El cuestionario indagó sobre las medidas de ajuste doméstico ante la suba de precios, el impacto de la inflación en la vida cotidiana y las relaciones familiares, las perspectivas económicas a futuro y la percepción del origen inflacionario, según la pertenencia política.  De allí se desprende que el 83% de las personas tuvo que tomar medidas de ajuste, el 82,6% reconoció hablar mucho con su familia sobre los aumentos de precios, y el 65% está de acuerdo con la afirmación de que “no hay tema más importante que la inflación”, dando muestra del clima social y la coyuntura político económica.

 

Los números de hoy, la preocupación de mañana

“La inestabilidad y el desajuste constante de la relación ingresos-gastos generan desorden: el 78,6% siente que es muy difícil organizarse con los gastos diarios y el 70,7% admite tener que dedicar más tiempo que antes a la búsqueda de precios. La omnipresencialidad del fenómeno inflacionario hace que también sea un tópico que altera lo doméstico: el 82,6% siente que se habla mucho en familia sobre los aumentos de precios, 7 de cada 10 personas reconocen que la falta de dinero genera fricciones. La preocupación por el futuro de los precios alcanzaba al 83,8% de los argentinos”, señala el estudio.

El cuestionario muestra que hubo una “adaptación forzada” frente a la suba de precios: Un 48% de las personas encuestadas aseguró que tuvo que dejar de pagar cuentas, facturas o boletas, mientras que un 46% afirmó que tuvo que pedir dinero prestado. En un 47% reconoció haberse volcado por segundas marcas y un 42% directamente redujo el consumo.

Por otro lado, el informe indagó en la perspectiva futura y concluye que es “poco alentadora”, en tanto, “la mayoría tiene incertidumbre sobre lo que va a pasar, pero certeza de su desclasamiento”. Un 62% de las personas encuestadas respondió afirmativamente a la proposición “no puedo pensar en el futuro”, y un 69% considera que va a bajar de clase en los próximos meses.

“La experiencia inflacionaria es transversal, ¿el consenso y las demandas para combatirla también lo son? Más allá de las adhesiones políticas, la inflación se impone como prioridad para la gestión del gobierno, dejando atrás problemas como la inseguridad, agenda que suele ser prioritaria”, destaca el informe. 

Las causas de la inflación, en clave política

 “En términos de demanda política se traduce en dos tendencias: un consenso social anti-inflacionario de corte fiscalista, instalado entre votantes opositores al gobierno del FDT, avanza sobre su propio electorado. Al mismo tiempo, el núcleo más leal de los votantes del oficialismo adhiere a un consenso social anti-inflacionario de corte distribucionista”, destaca el informe. 

Para el 70% de los votantes de Junto por el Cambio, la principal causa de inflación es “el gasto del Estado” y sólo el 37% considera que el problema es la “ambición de los empresarios”. En cambio, entre los leales al Frente de Todos hay menos brechas en las respuestas, y se distribuyen en porcentajes similares las diversas explicaciones de la suba de los precios, tal como describe el gráfico anterior 

“Ciencias sociales en tiempo real” es una iniciativa desarrollada por la Escuela IDAES/UNSAM, en articulación con Programa PASCAL de Lectura Mundi. Se puede descargar el informe completo haciendo clic aquí: 


 

Suscribite al newsletter

Redacción Mayo

* no spam