PASAPORTE COVID

El turismo de vacunas ya es una realidad, aunque accesible sólo para algunos.

Viajar y pagar para recibir el “pinchazo” anti Covid. Ante a la escasez de vacunas, los que pueden se toman un avión para recibir inmunidad. - Por Cristina Aizpeolea
viernes, 7 de mayo de 2021 · 09:33

Abierta o solapadamente, países como Rusia, Costa Rica, Cuba y Estados Unidos, con Miami y las Islas Vírgenes a la cabeza, ofrecen a los extranjeros la posibilidad de inmunizarse contra el Covid-19. Acá nomás, Chile revisó su política de vacunación para evitar un “aluvión” de argentinos.

 

Viendo que según las previsiones de su país le llevaría más de un año poder acceder a la vacunación contra el Covid-19, Stefan Heilemann, un ciudadano alemán sin enfermedades prevalentes de 43 años, decidió pagar un vuelo a Moscú para recibir la SputnikV. Le inocularon  primera dosis el 10 de febrero y completó su carnet el 3 de marzo con la segunda. No fue el único, pero el caso hizo mucho ruido porque salió publicado con todos los detalles en la revista alemana Focus. “Sencillamente, ese tiempo de espera era demasiado tiempo para mí. Además supe de la muerte de un conocido, de 56 años. En Moscú fui a la Plaza Roja, el asunto me llevó 20 segundos y hasta me regalaron un helado”, declaró. También contó que su mujer es rusa y eso facilitó las cosas porque pudo permanecer allá un mes trabajando online sin inconvenientes ya que la vacuna no le provocó ninguna complicación.

Se calcula que, como él, varios miles de extranjeros viajaron para recibir la vacuna del laboratorio Gamaleya que en Rusia se ofrece sin restricciones, aunque paradójicamente menos del 4%  de los habitantes del país decidió ponerle el hombro al pinchazo. Oficialmente las fronteras no están abiertas para eso, pero el  “turismo de vacunas” mira a Rusia. Las agencias de viaje ofrecen paquetes de hasta 3.000 euros, incluyendo gastos, vuelo y hotel. Y no sólo eso. El 1° de abril, la cuenta oficial de Twitter del la vacuna lanzó una invitación casi formal a prenderse en el programa que tendría el apoyo del Kremlin, interesado en ubicar las 20 millones de dosis producidas que no encuentran eco en el mercado interno.

“Decile a tus amigos que sigan esta cuenta. Nuestros seguidores van a ser los primeros en ser invitados a recibir la SputnikV en Rusia cuando comience el programa”, dice el texto. En la foto, un grupo de personas de distintas razas y edades, alegres y sin barbijo, sonríen con los dedos en “V” delante de aviones que exhiben el logo de la Sputnik. 

Cuba también asoma como otro destino posible para ir a recibir la Soberana 02 y otras vacunas que aún esperan aprobación. Vicente Vérez, del Instituto Finlay de Vacunas, un organismo estatal, destacó que el país trabaja para producir 100 millones de dosis para satisfacer la demanda de otros países y que la vacunación a extranjeros será con sentido humanitario, sin otro interés comercial que favorecer el sector turístico. "No somos una multinacional donde el propósito financiero es la razón número uno. Nuestro fin es crear más salud", le aseguró el funcionario a la alemana a Deutsche Welle. 

Costa Rica, por su parte, trabaja en un programa sanitario de turismo Covid-free que le permita convertirse en un destino seguro para atraer turistas, europeos especialmente.

Con Miami a la cabeza, donde ya se vacunaron 40 mil no residentes, Estados Unidos también inmuniza sin mayores trabas a los extranjeros. Algunos estados exigen visas pero en otros sólo basta con certificar que la persona es mayor de edad. La situación contrasta con lo que ocurre en México, donde sólo  el 10% de la población ha podido acceder a alguna vacuna. Un informe periodístico reciente del New York Times reveló que en las Islas Vírgenes son multitud los norteamericanos adinerados que viajan en plan de relax-vacunación. 

Chile, donde ya se vacunó al 40% de la población (aunque con resultados poco alentadores), modificó sus protocolos de inmunización al tomar nota de los “vacu-viajes” que se promocionaban en Bolivia, Perú y especialmente Argentina, cruzando la cordillera. Ante ello, la secretaria de Salud, Paula Daza precisó que todas las personas que estén en Chile en cualquier situación de residencia, aún los  no regularizados, tendrán derecho a recibir la inmunización. “Pero no queremos es que ésto se transforme en un turismo de vacunas”, aclaró.

Abierta o solapadamente el turismo de vacunas ya es una realidad, aunque accesible sólo para algunos. Es que para viajar en busca de una dosis disponible sólo hace falta una cosa: dinero.

 

GRAFICO DE VACUNACIÓN POR PAIS, del portal de estadísticas Statista.

 

NOTAS

Cuba, candidata al turismo de vacunas.

 

Las Islas Vírgenes, destino de turismo de vacunas (NYTimes)

 

Noticias Relacionadas

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
50%
Tristeza
50%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios