AGENDA LEGISLATIVA

Lado B de la grieta: consensos en tiempos de campaña

A pesar de la tensión que supone un año electoral, proyectos como el etiquetado frontal de alimentos avanza en su debate legislativo. Por Juan Pablo Carranza
miércoles, 28 de julio de 2021 · 07:00

Ilustración Chelo Candia

 

Es cierto que en años electorales la labor legislativa está atravesada por la campaña. Los grandes debates suelen quedar fuera en pos de la escenificación de la política y  no es sencillo lograr acuerdos, cuando lo que se busca es la diferenciación.

Los últimos grandes temas que dividieron aguas en la Argentina salieron de este marco para su debate. Por caso la ley de interrupción voluntaria del embarazo (IVE) se sancionó en 2020 y su primer tratamiento fue en 2018,  también lejos de la tensión de las urnas. 

La ley de matrimonio igualitario en 2010 y las retenciones en 2008 (aunque comenzó como una resolución del Ministerio de Economía), son otros dos ejemplos claros de esta distancia entre los ejes más candentes y las campañas electorales. 

Quizás la excepción a la regla sea la ley de medios que se trató en 2009 cuyo debate público y en el Congreso tensionó los primeros momentos de la grieta en un escenario que ya era de enfrentamiento abierto entre el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner y el Grupo Clarín.

En tiempos electorales las leyes que pueden ver la luz son las que generan mayor consenso. Tienen un nivel de acuerdo tan amplio que superan esa grieta sin dificultades y esto se transforma en una ventaja. 

El caso más reciente es  el proyecto de la ley de etiquetado frontal para alimentos y  bebidas, que fue aprobado por la Cámara de Diputados y espera su tratamiento en el Senado.  La iniciativa apunta a que los consumidores tengan información clara sobre los nutrientes críticos y cantidad de azúcares de alimentos a través de distintivos en sus envoltorios. 

El otro gran acuerdo legislativo de este año fue precisamente la modificación del calendario electoral, un punto sensible para la vida institucional del país.

 La postergación de las fechas de las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO)  de agosto a septiembre y las generales de octubre a noviembre fue acuerdo central en un año atravesado por la crispación que generan las expectativas en las urnas. 

Sin embargo estos dos casos no fueron los únicos. Para la diputada del Frente de Todos (FDT), Claudia Bernazza, durante el año y medio de pandemia hubo una serie de acuerdos que fueron trascendentales pero que no ocuparon la centralidad de los medios o no se los “ponderó” como ocurre con las diferencias

“Hubo más consenso de los que se sabe en este último tiempo en la Cámara: la ley de teletrabajo es una de esos casos; la definición de la zona fría para el consumo de gas natural, es otro; y la ley de financiamiento progresivo de la ciencia y la tecnología que fue un trabajo conjunto entre oposición y oficialismo y es trascendental para los próximos años, son tres ejemplos de este tipo de acuerdo”, apuntó la diputada miembro del Instituto Patria. 

En relación a los acuerdos, la diputada de Juntos por el Cambio (JXC) y dirigente del PRO Camila Crescimbeni señala que son posibles cuando se ponen  las necesidades de “los argentinos y argentinas por encima de los intereses de cada sector”.

“El proyecto de etiquetado frontal es un ejemplo y el proyecto para personas en situación de calle es otro. La Ley Yolanda (que promueve la formación de trabajadores en materia ambiental y desarrollo sostenible), que salió casi por unanimidad, también es un ejemplo de esto mismo”, apunta.

Y agrega “Desgraciadamente, los años electorales empantanan el trabajo legislativo y la posibilidad de concretar soluciones para los problemas que preocupan”.


 

Valorar noticia

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios